Mundial de Muay Thai Amateur

IFMA - Thailandia 2007

27 de noviembre

 

Primera delegacion Argentina en el mundial de Thailandia 2007

Adrian Calomino, Maximiliano Rodriguez, Juan Manuel Esteban, Miguel Carpinacci, Romina Arana y Christian Guido

 

Resumen del Mundial Tailandia 2007


Como ya es de público conocimiento, en noviembre de 2007 la MTA viajó a la ciudad de Bangkok, Tailandia, para participar del Mundial de Muay Thai Amateur, organizado por IFMA (Internacional Federation of Muay Thai Amateur).
Luego de los 4 torneos eliminatorios de los que surgió el primer seleccionado argentino, la delegación partió hacia esa ciudad para representar a nuestro país de manera ejemplar. De la mano de Miguel Carpinacci, quien pisaba por tercera vez suelo tailandés, los integrantes de la selección argentina arribaron al país asiático llenos de entusiasmo y emoción.
El mundial arrancó el día 27 con la ceremonia de apertura; un espectáculo impresionante, en el que el desfile de los 106 países participantes, las danzas típicas tailandesas, las palabras del Jefe Mayor del Ejército Thai , los fuegos artificiales y la transmisión en vivo para la televisión asiática, dejaron a todos sin palabras y al borde de las lágrimas. Pero eso no fue todo para el comienzo del evento: los peleadores de clase A (avanzados-profesionales) ya tenían preparado el ring para el deleite de los espectadores. Apenas concluyó la ceremonia empezaron las peleas. Las victorias y derrotas se fueron sucediendo y el clima del estadio se intensificaba con el paso de las horas. Al final del día, la ansiedad era tan grande que nadie podía esperar a su turno para subir al cuadrilátero.
Segunda jornada: 1ª pelea para la selección Argentina. Categoría hasta 63,5 kg. Adrián “Charlie” Calomino se enfrenta a la frialdad de Irlanda del Norte, pero la sangre latina puede más y consigue con claridad el primer triunfo para Argentina. El tercer día fue para Christian “El Ninja” Guido. Un peleador de particular estilo pero no poca garra que, a pesar de haber dejado todo sobre el ring, pierde una pelea ajustadísima contra el representante de Uzbekistán, en la categoría hasta 67 kg.
Así las cosas, luego de un día de descanso y entrenamiento liviano, llega la segunda oportunidad de Calomino, aprovechada al máximo en un combate inteligente y por demás estratégico, que le da una nueva victoria contra otro sudamericano: el venezolano Juan Carreres, y lo deja excelentemente posicionado en los 4º de final.
Sin tiempo para festejos, inmediatamente después de esa pelea, arrancaba en otro ring el talentoso Juan Manuel “El Matador” Esteban. Este enfrentamiento merece un capítulo aparte. En primer lugar porque, bendita sea la suerte, le tocó al Matador empezar su actuación en el mundial luchando contra quien saliera campeón de su categoría en el año 2006, el holandés Jocb Grocnberg, representante de un país cuna de leyendas, favorito si los hay. En segundo lugar, porque el resultado nefasto de la pelea requiere de una justa explicación. Sabiendo a quién se enfrentaba, Esteban salió a ganar de la manera contundente que ya todos conocemos. Los 2 primeros rounds fueron claramente favorables para nuestro competidor, que demostraba una superioridad técnica avasallante. Pero en el tercer round comenzaron los problemas. El holandés, viéndose derrotado física y psicológicamente, salió del rincón pidiéndole a sus segundos que lo sacaran de la pelea (esto fue visto y escuchado por todos los presentes). Como ninguno de ellos estaba dispuesto a semejante renuncia (actitud más que entendible), lo alentaban para que siguiera peleando hasta el final, a como diera lugar. Tal es así que, ante la contundencia del Matador, el holandés tiraba ciegamente golpes inciertos, que fueron a dar directamente en los genitales de Esteban. Todo hombre, practicante o no de estos deportes, conoce a la perfección el dolor que causa dicho traumatismo, por lo que no creemos necesario explayarnos acerca de ese hecho. Como la patada no fue intencional, la delegación argentina no esperaba la descalificación del competidor, pero sí, por supuesto, que se le diera a Esteban el minuto de recuperación que indica el reglamento. Pero para sorpresa del contingente y del público en general, en lugar de dejarlo recuperarse, el árbitro comienza a hacer la cuenta de protección, como si el golpe hubiera sido válido. Al ver esto, Esteban se incorpora inmediatamente, a pesar del dolor, y continúa la pelea. Segundos después, otro golpe conectado en los genitales y la nueva cuenta del árbitro, quien hacía caso omiso a las protestas y reclamos de nuestro staff. Para el 4º round, con 2 cuentas en las tarjetas, Esteban sabía que tenía la pelea perdida y salió a buscar el knock out. Fue así que, en un cruce impresionante, los dos peleadores se acertaron mutuamente un codo circular, que dejó como resultado la nariz rota del Matador y el pómulo severamente cortado del holandés. De cualquier manera, ni los golpes antirreglamentarios (que debieron haberse obviado en vez de ser contabilizados a favor del representante de Holanda), ni las condiciones deplorables en que quedó el competidor que le impidieron continuar participando al día siguiente, ni la clara superioridad de Esteban fueron suficientes para que el resultado de las tarjetas se volcara a favor nuestro. Las dos cuentas realizadas por el poco idóneo árbitro, echaron por tierra la ilusión y el talento de un peleador único, sobresaliente.
Absolutamente enojados e insatisfechos, los representantes de nuestro país hicieron cuanto estuvo a su alcance para revertir el injusto fallo, pero, a pesar de haber cumplido con todos los requisitos, nadie se hizo eco de sus palabras y el Matador quedó fuera de competencia.
Después de una jornada tan triste, un día de ocio antes del siguiente desafío: Maximiliano “Small” “El Negro” Rodríguez.
Con la presión de tantas emociones a cuestas, el Negro subió al ring bien preparado, con gesto adusto y seguro. Del otro lado, el representante de Irán en la categoría hasta 60 kg. Suena la campana y se suceden los rounds. La pelea fue, como solemos decir, dura y pareja. Un Small que no aflojaba y tiraba la zurda con total seguridad. Pero al final, el rincón rojo fue mejor y los puntos le dieron el triunfo. Perdiendo en primera vuelta, Rodríguez se bajó cabizbajo, pero con la tranquilidad del deber cumplido.
Para entonces, toda la esperanza quedó depositada en Calomino, quien esperaba impaciente su nuevo reto: Malik Bah, el sudafricano.
Llega el día. Cuartos de final. Un Charlie sin lesiones que venía inspiradísimo. Todas las ganas argentinas en la bandera que flameaba y en el aliento de la pequeñísima pero ruidosa hinchada, que se hacía oír en todo el estadio.
Empieza el combate. Charlie maneja la pelea con una facilidad que tranquilizaba al rincón. Sacando ventaja de su estatura, Calomino dominaba claramente desde la distancia. Gana el 1er round de manera abrumadora. El 2º no fue muy distinto. Desde la esquina azul lanzaban indicaciones ambiguas a un peleador que no lograba encontrarse sobre el ring, mientras que el rincón rojo festejaba con el clásico ¡Ó-he! cada golpe perfectamente conectado por el argentino.
Pero el 3er round vino a romper todos los esquemas. En un intento desesperado por surtir algún efecto sobre Calomino, el africano mete una demoledora rodilla entre las piernas de su oponente, dejándolo sobre la lona, apretando los labios para no gritar de dolor. Sabiendo, luego de la pelea del Matador, que podía venir la cuenta de protección en lugar del minuto para recuperarse, Charlie se levanta inmediatamente, respondiendo a las indicaciones del rincón. Pero esta vez, ni cuenta ni minuto. El árbitro, en un acto que aún hoy está fuera de nuestra comprensión, decreta el knock-out técnico y le da a Calomino por perdida, una pelea que tenía ganada con resto para 20 más.
La delegación no salía de su asombro ante tan burda actuación de quien debería dar el ejemplo.
En esta oportunidad, la bronca, la desilusión y la impotencia le ganaron a la diplomacia.
Los gritos y las lágrimas no pudieron contenerse. Los reclamos de justicia se escuchaban en todo el recinto. De repente comenzó un extraño desfile de gente que venía a hacer callar, a negociar. Pero esa no es nuestra forma, nuestra manera. No es así que Argentina va a aceptar un resultado. Vinieron a invitarnos a la Cena de Gala, a sentarnos a la mesa con los mismos que hicieron oídos sordos a nuestros reclamos, pero no fuimos. Quisieron entregarnos un “premio”, una “mención de honor”. ¿Honor a qué? No. De ninguna manera. Argentina no se vende por política. Siempre al lado de nuestros peleadores.
Y así terminó la primera participación argentina en el mundial de IFMA. En resumen, más allá de los resultados, el balance es muy positivo. Demostramos un nivel excelente, que nada tiene que envidiarle a países con más experiencia, trayectoria o posibilidades económicas. Demostramos que Argentina se hace respetar y que no “transa”. Todos nos van a recordar como ese país que nadie sabía muy bien dónde quedaba, pero que tiene peleadores con muchos “huevos”, que van al frente y que entrenan para ganar.
¡Volveremos!

 

Fotos del viaje

En Ezeiza antes de viajar a Thaialndia
volante del otro lado como en Inglaterra. Re loco !!
Estadio Lumpini - Bangkok
Rompo Mansion Boxing Camp
Conferencia con Stefan Fox , secretario de IFMA
Mas fotos en Rompo Mansion
Elefantes en las calles de Bangkok
Gran Templo del Rey
Miguel con el presidente de IFMA
En el micro llendo a la inauguracion del Mundial
En Fashion Island "sede del Mundial 2007"
Miguel con Chinto Mordillo de España
Miguel con nuestro amigo Frank Paredes de Peru
Miguel Carpinacci y el Maestro Carlos Camacho de Brasil
Frank ( Peru ) con mi amigo Mohamed Krim de Francia
En Khao San Road - Bangkok

Andy Tomson ( Lanna Muay Thai ) y Miguel Carpinacci

Andy fue el primer maestro de Muay Thai de Miguel desde 1999 y se encontaron de sorpresa en el Hotel Chalenaa donde IFMA alojaba a las delegaciones para el mundial de Muay Thai Amateur. Una emocion muy grande para ambos .

En Fashion Island almorzando la tipica comida Thai
Estadio del Mundial " Fashion Island" con 3 rings con peleas simultaneas
NonTom (Beautifull Boxer) con Miguel
Buakaw Porpramuk ( Campeon K1 ) con Romy
Sasiprapa Muay Thai Camp - Bangkok
Sinbi Muay Thai Camp. Puket

 

Gracias a todos los que hicieron posible este proyecto !!!